Bicentenario de las Independencias Americanas

Escuchar esta página utilizando ReadSpeaker

Independencia de Haití

 

Desde finales del siglo XVII, la parte occidental de la Isla de Santo Domingo (La Española) está en manos francesas. Un siglo después, el cultivo de la caña de azúcar convierte a la actual Haití en una de las colonias más prósperas del Caribe gracias a la demanda de los recién independizados Estados Unidos. Para hacer frente a ella los propietarios dependen de la mano de obra esclava que era suministrada por los mercaderes de la metrópoli. La falta de autonomía política y económica, así como la exclusión de los mulatos de los centros de decisión van gestando un conflicto social y racial que estallará tras la Revolución Francesa.

La Francia Revolucionaria proclamó en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano (1789) la igualdad de los hombres. En 1790 los mulatos y los negros empiezan a reclamar el fin de la discriminación racial. La Asamblea Francesa empezó a reconocer derechos sólo a los mulatos hijos de padres libres. Negros y mulatos libres se prepararon para la guerra con los blancos. En 1791, el jamaicano Dutty Boukman (Jamaica, ¿?-Haití, c. 1791) puso en marcha la eliminación de la esclavitud y de los blancos en la parte francesa de la Isla. La violencia de la guerra fue extrema por los distintos bandos.

Muchos de los esclavos rebeldes se refugiaron en la parte española, e incluso Toussaint L’Ouverture (Isla de Santo Domingo, 1743-La Cluse-et-Mijoux, Francia, 1803), líder de la independencia haitiana, logró formar parte de la oficialidad del ejército español, consiguiendo el liderazgo de los esclavos de la parte francesa en 1793. Poco más tarde, Francia abole la esclavitud aunque la guerra continúa en Haití. En 1799, el conflicto se transformó en una guerra entre esclavos, encabezados por Toussaint L’Ouverture, y mulatos, encabezados por André Rigaud (Aux Cayes, Haití, 1761-Haití, 1811). De este enfrentamiento salió victorioso el primero.

Mientras todo esto sucedía en la parte francesa, España en virtud del Tratado de Basilea (1795) cede sus territorios de La Española, el primer territorio español en el Nuevo Mundo, a la Francia revolucionaria. Pero la toma de posesión francesa no se producirá hasta que en 1801 Toussaint L’Ouverture ocupe la parte española. El nuevo poder busca establecer un sistema de gobierno que cambia los cabildos por municipalidades, abre los puertos al comercio inglés y americano, impone un sistema de monocultivo, pero no evita la huida de los criollos hacia el continente, al tiempo que establece una constitución que libera a los esclavos de su servidumbre.

Napoleón manda tropas para frenar la situación que acabará con el destierro de Toussaint L’Ouverture, su programa de gobierno y la ocupación francesa. El gobierno francés se centrará en recuperar parte de la economía preexistente, defenderá el territorio del norte de las invasiones haitianas y se prepará para la recuperación de su colonia, pero no tendrán esta oportunidad. En 1804, el general Jean Jacques Dessalines (Cormiers, Haití, 1758-Pont-Rouge, Haití, 1806) proclamará la independencia de Haití y se erigirá en emperador.

Dessalines, que ejerce un poder tiránico y decreta el exterminio de la población blanca no útil para sus intereses, será asesinado en 1806. Tras su muerte, la isla se divide en dos: la parte sur gobernada por el mulato Alexandre Pétion (Puerto Príncipe, Haití, 1770-Puerto Príncipe, Haití,1818) y la parte norte por Henry Christophe (Isla de Granada, 1767-Puerto Príncipe, Haití,1820), de raza negra, que impone de manera despótica su mandato hasta 1820, año de su suicidio. Ese año, Pierre Boyer (Puerto Príncipe, Haití, 1776-París, Francia, 1850) reunifica la isla.

Mientras esto ocurre en América, Napoleón (Ajaccio, Francia, 1769-Isla de Santa Elena, 1821) invade la Península Ibérica en 1808. Este hecho es aprovechado por un sector criollo encarnado por Juan Sánchez Ramírez (Cotuí, República Dominicana, s. XVIII-¿?, 1811), para canalizar el descontento de la población de origen español contra la ocupación francesa. Las derrotadas tropas francesas evacuaron la parte española a finales de ese año.

Los sucesos violentos que rodean la independencia haitiana producen miedo y un efecto contagio en la zona del Caribe, produciéndose rebeliones entre otros lugares, en las costas de Venezuela (Coro, 1795).



Icono de conformidad con el Nivel Doble-A del W3C-WAI. Se abre en ventana nueva

© Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.