Bicentenario de las Independencias Americanas

Escuchar esta página utilizando ReadSpeaker

Reconocimiento por parte de España

 

Tras la derrota de Ayacucho en 1824, España tiene que retirarse de la América continental. Fernando VII se empecina en la reconquista de América, impidiendo el reconocimiento de la independencia. Habrá que esperar a la llegada de su viuda, la reina María Cristina, a la Regencia en 1833, para que empiece a cambiar la situación. Atrás quedarán los intentos de conseguir una confederación al estilo de la Commonwealth británica.

Tanto las nuevas repúblicas como España estaban interesadas en el reconocimiento. A las primeras, el reconocimiento equivalía a la ratificación por parte de España de la pérdida de su soberanía, mientras que para España era necesaria la firma de tratados comerciales. Sin embargo, lo que caracteriza este proceso es la ausencia por parte de España de proyecto para ejecutar de manera coordinada y coherente los diferentes reconocimientos.

A comienzos de 1834, el gobierno de España presidido por Francisco Martínez de la Rosa (Granada, 1787-Madrid, 1862), con el respaldo de Reino Unido, manifiesta su intención de iniciar las negociaciones. La primera nación con la que se firmó un tratado fue México, cuyo representante en Londres, Lorenzo Zavala (Tecoh, México, 1788-San Jacinto, Estados Unidos, 1836), empezó las negociaciones con el representante español, el Duque de Frías. La firma del Tratado de paz, amistad y comercio con la República de México se llevó a cabo el 28 de diciembre de 1836, después de la autorización por parte de las Cortes.

Desde ese año y hasta 1850 se producen los reconocimientos de Ecuador (1840), Chile (1844), Venezuela (1845), Bolivia (1847), Costa Rica y Nicaragua (ambos en 1850).

Con la entrada de capital extranjero en la Península Ibérica, la política exterior será más agresiva, como demuestra la participación en la guerra del Pacífico (1863-1866), el imperio mexicano de Maximiliano (1861-1862), la anexión de Santo Domingo (1861-1865) o la guerra cubana de los Diez Años (1868-1878). Durante este período se firmarán los acuerdos con República Dominicana (1855), Argentina y Guatemala (1863), Perú y El Salvador (1865). Cinco años más tarde se firmará con Uruguay (1870).

Con la política de recogimiento llevada a cabo por el presidente Antonio Cánovas del Castillo (Málaga, 1828-Arrasate/Mondragón, Gipuzkoa, 1897) en la Restauración, se firman los tratados con Paraguay (1880), Colombia (1881), Honduras (1894), y finalmente, de Panamá (1904), que se había independizado de Colombia un año antes.



Icono de conformidad con el Nivel Doble-A del W3C-WAI. Se abre en ventana nueva

© Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.