Bicentenario de las Independencias Americanas

Escuchar esta página utilizando ReadSpeaker

Cuarta Fase (1820-1830)

 

El 1 de enero de 1820, el teniente coronel Rafael del Riego proclama la Constitución de Cádiz en Cabezas de San Juan, provincia de Sevilla. Los sucesivos pronunciamientos que se suceden por España a partir de febrero colaborarán al éxito del levantamiento. En el mes de marzo, el rey Fernando VII convocará las Cortes y jurará la Constitución, muy a su pesar.

Respecto a la política seguida hacia América en la etapa absolutista, el nuevo gobierno cambió la represión por la política. El envío de tropas se sustituye por comisarios para atraerse a los líderes independentistas. Se invitó a someterse a la autoridad real a cambio del reconocimiento por parte de España. El gobierno anunció un alto el fuego para negociar con los independentistas la aceptación de la Constitución. Si se aceptaba, España daría por finalizada la rebelión y publicaría una amnistía total, si no, continuaría la guerra. Los once comisarios fracasaron, puesto que los patriotas reclamaban el reconocimiento de su independencia por parte de España.

Las Cortes ordinarias se abrieron el 9 de julio. En sus reuniones destaca la división de los liberales entre los moderados, llamados doceañistas, y los radicales, llamados exaltados.

Las peticiones americanas de igualdad de representación, libre comercio y la destitución de los administradores despóticos volvieron a ser obviadas. Los liberales moderados piensan que la Constitución sería suficiente para satisfacer sus demandas, sobre todo, la de los criollos que verán como el texto no reconocerá la igualdad entre españoles y americanos. Las normas aduaneras establecidas no favorecerán el comercio, pues los liberales dependían de apoyo de la burguesía de los comerciantes de Cádiz. El 25 de abril, el gobierno confirmaba el decreto de las Cortes de Cádiz que abolió la mita, el repartimiento y la servidumbre personal de los indígenas.

La representación americana cada vez será más escasa. A medida que los territorios se van independizando, sus diputados van retirándose, y los que quedaban y trataban de exponer la problemática a la que se enfrentaban los territorios ultramarinos, son ignorados. El 25 de junio de 1821 varios diputados americanos pidieron, con el fin de estar más cerca de la realidad americana, que se crearan tres sedes de las Cortes en América: una para Nueva España y América Central, otra para Nueva Granada y Tierra Firme, y la tercera para Perú, Río de la Plata y Chile. Cada una de esas Cortes tendría jurisdicción sobre una vasta región con un presidente, que actuaría en unión de un funcionario ejecutivo, designado por el rey. Cada uno tendría su propio ministerio, un supremo tribunal de justicia y un consejo de estado. Este proyecto federativo fue rechazado.

En el año 1821 se producen importantes golpes para España. El 24 de agosto, Juan O’Donojú (Sevilla, 1762-México, D.F., 1821), jefe político de Nueva España, cargo que sustituye al virrey, firma con Agustín de Iturbide (Morelia, México, 1783-Padilla, México, 1824), líder del Ejército independentista, el Tratado de Córdoba, por el cual O’Donojú, sin autorización de España, reconoce la independencia de la Nueva España. En el virreinato del Perú se agudizó la situación del ejército realista. En septiembre la corte portuguesa reconoce la independencia de Buenos Aires. Y el 1 de diciembre se proclama la independencia de Santo Domingo.

En 1820, España y la Constitución de 1812 se convierten en el modelo de los revolucionarios europeos. El reino de las Dos Sicilias comienza la revolución el 2 de julio, y se proclama la Constitución gaditana. De Nápoles, el movimiento se extenderá a toda la Península Italiana. En los Estados Pontificios, Lucca y Elba se darán pasos en el mismo sentido. Finalmente, el reino de Piamonte-Cerdeña se sumará al movimiento y el 9 marzo de 1821 se proclamará la Constitución Española.

El ciclo revolucionario de 1820 también se extendió a Portugal. En Oporto, el 24 de agosto comienza la revolución liberal y en noviembre se toma la Constitución de Cádiz como ley fundamental.



Icono de conformidad con el Nivel Doble-A del W3C-WAI. Se abre en ventana nueva

© Ministerio de Cultura y Deporte - Gobierno de España.